Bienvenida a los estudiantes del Prácticum

El Prácticum es una cultura del encuentro con los demás, con los otros y con uno mismo. Una oportunidad de conoceros mejor porque son los demás los que nos dan esa posibilidad. Salir del ensimismamiento, salir de vosotros mismos, para que encontrándose con los demás seáis cada día más auténticos, más humildes, más alegres, más felices. Esto es el encuentro, no cerrarse en uno mismo.

Las experiencias sirven para ser recordadas pero también para labrar futuro. Por eso en el Prácticum estáis con un pie en la formación académica y con el otro pie en escenarios laborales para aterrizar en un ‘aprendizaje situado’ (como se dice ahora). Por eso se os pide para le evaluación del Prácticum una tarea final, un portafolio profesional como resultado social relevante. No se trata de un portafolio al uso como los que ya habéis realizado en algunas de vuestras asignaturas, sino que se os va a pedir un portafolio profesional, al igual que os van a evaluar los tutores profesionales de los colegios en donde vais a realizar el Prácticum.

Todo está en razón de una profesión que a mí me gusta llamar oficio y no un ‘oficio de enseñar’ sino un ‘oficio de aprender’. En una ocasión al preguntarle a una niña de 5 años porque había un ‘practico’ en su clase ella respondió con la mejor definición: ‘son maestros que vienen a nuestra escuela para que nosotros les enseñemos’ ¡Qué bonito!

Antes hice alusión al ‘aprendizaje-situado’ y quiero detenerme en un poco en esta idea. Es muy importante saber situarse en el nuevo contexto, ubicarse, saber en cada momento que lugar ocupo. Ubicarse: ubi (lat.) significa ¿dónde?; ubique, en cada lugar. Conlleva la idea de la situación en cada caso en su sitio. Pues eso, debéis saber qué lugar ocupáis en cada momento en el colegio, en el aula, en el recreo, etc. ¡Es tan, tan importante!

Cuando eráis niños estabais en el colegio, ahora de mayor volvéis al colegio, pero no como niños, no con ojos de niño, no con corazón de niño. Ahora vuelves como maestros y maestras con ojos de maestros y corazón de maestros.

Prácticum I se llama ‘Prácticum de inmersión y observación’. ‘Inmersión’ significa mojarte de cuerpo entero, al igual que cuando vienes de nadar no has metido solo el dedo gordo del pie en el agua, eso no es nadar. Inmersión implica dejarte envolver por el ambiente de la escuela e integrarte en la comunidad escolar. No vas a estar un poquito en el agua vas a estar a tiempo completo, vas a vivir la jornada escolar completa de lunes a viernes, de 9:00 hasta las 14:00. La segunda caracterísitca es la ‘Observación’. No creo que tenga que ahondar en la idea de ‘observación’. Ya…..en su prólogo decía Ver o morir.

Vosotros tenéis que observarlo todo, escudriñar, otear, mirar y admirar. Pero, sin duda, los grandes observadores por excelencia en esta historia van a ser los niños, vuestros alumnos. Ellos sí que os van a observar y os van a preguntar y preguntar hasta el infinito y vosotros tendréis que saber qué lugar ocupáis junto a vuestros tutores profesionales, los maestros.

He de deciros que se suele plantear una falsa dicotomía entre la teoría y la práctica. Como si cada cosa fuera por su lado pero no es menos cierto que en boca de Guillermo Rovirosa no hay nada más práctico que una buena teoría. Sin duda el Prácticum es un periodo en el que vais a estudiar más que nunca. Qué responsabilidad recaerá sobre vosotros cuando tengáis de corregir toda suerte de cuadernos o cuándo os invite vuestro tutor a desarrollar una lección de cualquier asignatura. Aunque siempre quede el consuelo de acceder al manual del profesor, ese libro prohibido y anhelado por cualquier alumno.  

Descubrid qué lugar ocupar en el aula, en el recreo, en la escuela y saber que se espera de vosotros en todo momento. Para saber estar, ciertamente, hay que cultivar una sensibilidad.

El Prácticum es una cultura del encuentro, del encuentro de lo novedoso, de la incertidumbre y me lo creo cuando algunos de vosotros me decís que no durmió la noche antes de ir al colegio imaginando cómo será la llegada, la maestra, los niños…Pero, por fin, tras dos cursos académicos llegó la hora esperada de comenzar con el Prácticum.

Comenzáis el 10 de octubre y finalizáis el 20 de enero un tiempo en el que vais a establecer puentes y lazos afectivos en una convivencia sin igual. Os invitamos sobre todo a cultivar el sentimiento de gratitud con todos los que han hecho posible que llegará este momento.

Algunos consejos para dar tono y altura a la concepción pedagógica de vuestro Prácticum:

  • Aprended unos de otros, a conversar y compartir vuestras experiencias en los seminarios
  • Disfrutad de los talleres y dialogad con los maestros que hemos invitado. Maestros de centros colaboradores del Prácticum, muchos de ellos antiguos alumnos ahora en ejercicio.
  • Una novedad será la impartición de uno de los talleres por alumnos de educación primaria del colegio de Luisa de Marillac.
  • En los encuentros educativos os pido máximo respeto a los ponentes. El 9 de noviembre estará con nosotros Inger Enkvist para hablarnos de ‘La profesión docente-ideal y la realidad´ y  el 11 de enero contamos con la visita de la policía nacional para presentarnos el ‘Plan Director para la convivencia y mejora de la seguridad en los centros educativos y sus entornos: Riesgos derivados del uso de Internet’.

Para terminar confiaros que sin duda lo más difícil va a ser escribir en unos folios todo lo vivido y aprendido, reflejar la experiencia sobre un papel no es nada fácil. Como decía Dostoeveski, es vivir la tortura de que la palabra no sigue al pensamiento. Lo normal es que el lenguaje escrito resulte más difícil que el oral. Recomendamos ir tomando notas, realizar un diario, escribir para atrapar, para comprender. Es una actividad intelectual propia de la Universidad. Por eso insistimos en que las tareas deben llevarse siempre escritas a los seminarios; en tiempo y forma. Allí se ponen en común para que en los días sucesivos podamos seguir reflexionando y ahondando.

En la Comisión del Prácticum trabajamos codo a codo con los tutores académicos y los tutores profesionales para daros lo mejor de cada uno de nosotros.
Lo maravilloso de los colegios, de todos, es que allí hay niños y allí donde hay niños hay maestros.

Enhorabuena por esta nueva andadura que comenzáis hoy. Nadie dijo que fuera fácil. Llegó el momento de ocupar vuestro lugar.

    
Profesora Mª Isabel Rodríguez Peralta
Coordinadora del Prácticum

plataforma-online

miradas-infancia

clic2

CMIdocenTIC

Centro de Formación Profeisonal La Inmaculada

ipc-2

pastoral-ugr

acceso-restringido

Diseño wikiweb.es